Los animales de BIOPARC Valencia combaten la ola de calor con sabrosos helados

Se extreman las precauciones con las crías, especialmente los bebés de gorila y chimpancé.

La alerta por la ola de calor también moviliza al Departamento de animales de BIOPARC para poner en marcha medidas extraordinarias que garanticen el bienestar de los animales y ofrece, dentro de sus enriquecimientos ambientales, ricos sorbetes, zumos o helados de frutas, verduras, carnes, muesli o gusanos que estimulan y refrigeran a los habitantes del parque.

Las temperaturas máximas requieren, además, prestar especial atención a las crías, algunas de ellas de tan sólo unas semanas de vida como el bebé chimpancé, o pocos meses como el bebé gorila. En ambos casos nacieron a la vista del público y es realmente impresionante ver cómo los miman las protectoras madres, quienes son las primeras que agradecen y disfrutan los refrescantes helados que les proporcionan sus cuidadores. También el potro de cebra, el pequeño duiker rojo o la cría de dril son algunos de los nuevos habitantes que están viviendo su primer verano.

Helados de verduras para los elefantes, de carne para leones, frutas y muesli para los lemures, de gusanos y carne picada para los suricatos o de frutas para los gorilas y chimpancés, alimentos refrescantes y nutritivos para el verano y específicos en función de cada especie

Aunque BIOPARC Valencia acoge fauna africana que, como tal, está preparada para resistir altas temperaturas, el equipo técnico del parque trabaja para garantizar su máximo bienestar y estos días coloca en los recintos exteriores suculentos helados con sorpresas muy atractivas para cada especie, que incitan su curiosidad y son adecuados a sus comportamientos y gustos. Para los grandes primates, gorilas y chimpancés, sorbetes de muesli y frutas congelados; para los elefantes grandes cubos de hielo que ocultan apetitosas verduras; los leones bloques de agua helada con carne; los suricatos “mini-polos” de tenebrios o gusanos de la harina y carne picada; y los lémures deliciosos granizados y helados de zumos, frutas y cereales. Todo un festival de naturaleza y sabor que muestra estampas de diversión y actividad animal.

Igualmente para mitigar el fuerte calor, en BIOPARC Valencia se enfrían las instalaciones con el suministro de una lluvia fina varias veces al día que agradecen los habitantes de la sabana y el bosque ecuatorial, “duchas” especiales para elefantes o rinocerontes y la creación de charcos de barro donde les encanta revolcarse. Los recintos cuentan con zonas sombreadas naturalmente y prácticamente todas las especies recurren a los chapuzones o baños en los ríos, lagos o charcas que tienen todos los hábitats. Es característica del parque la estampa de los elefantes disfrutando de un baño bajo la cascada o a los búfalos rojos y potamóqueros compartiendo la ría en el claro del bosque.

DEJA TUS COMENTARIOS