Nombre común:

Rinoceronte blanco sureño

Especie:

Ceratotherium simum simum

Familia:

Rhinocerotidae
Subfamilia: Dicerotinae

Orden:

Perissodactyla

Clase:

Mammalia

Prog. de reproducción

EEP

Por su actividad estrictamente pastadora, su hábitat se restringe a zonas de sabana herbácea con hierbas bajas, acceso a sombra y fuente de agua

Pastizales, prefiriendo especies herbáceas de poca altura.

480 días.

40-45 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

El rinoceronte blanco sureño presenta un morro cuadrado adaptado para pastar. Lleva siempre baja su gran cabeza, tiene una giba en el cuello y dos orejas puntiagudas. Los dos cuernos del rinoceronte consisten en fibras córneas de aspecto de pelo que se originan en papilas dérmicas, y son cementadas juntas para formar un solo cuerno.

Los machos son sedentarios y territoriales. Son solitarios, excepto en la época de apareamiento, periodo en el que acuden a los grupos que forman las hembras con sus crías. En este periodo, el macho permanece con la hembra entre 1 y 2 días. Después de un periodo de gestación de 16 meses, nace el pequeño rinoceronte, que a la hora de vida es capaz de mantener el equilibrio y seguir a su madre. Permanecerá con la madre hasta los tres años de edad, y han de pasar 4 años desde el nacimiento de una cría para que la hembra tenga a su segunda cría, lo que provoca que la tasa de natalidad sea relativamente baja.

El rinoceronte blanco es exigente en sus requerimientos de hábitat. Necesitan terrenos relativamente llanos, cubiertos de arbustos y pastos. Se alimentan de hierba corta, pero al llegar la estación seca estas empiezan a escasear y consumen herbáceas con tallos más largos, como la avena roja. También necesitan balsas de agua permanentes, para darse baños de barro a diario con el objetivo de protegerse del calor y de los molestos insectos. Durante las horas de más sol se refugian a la sombra de los árboles y desarrollan su actividad principalmente al alba y al atardecer.

CURIOSIDADES:

Bajo estrés es capaz de correr a una velocidad de 40 Km/h.

A pesar de su enorme tamaño y los poderosos cuernos, el rinoceronte blanco es un animal manso y asustadizo.