Nombre común:

Nutria de cuello moteado

Especie:

Hydrictis maculicollis

Familia:

Mustelidae
Subfamilia: Lutrinae

Orden:

Carnivora

Clase:

Mammalia

Ríos, lagos y pantanos de agua dulce, ausente en zonas costeras o estuarios. Rara vez se aleja más de 10 metros del agua y prefiere zonas de aguas limpias y claras, orillas cubiertas de juncos y hierbas altas, baja contaminación y sin cocodrilos.

Peces (Barbus, Clarias, Haplochromis, Micropterus salmoides, Salmo trutta y Tilapia), cangrejos (Potomonautes) y ranas (Xenopus laevis y Rana). En primavera, verano y otoño se alimenta principalmente de cangrejos mientras que en invierno predomina la ingesta de peces. Ocasionalmente también se alimenta de insectos y pájaros.

60 días.

22 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Animal aerodinámico, adaptado a la vida acuática. Utiliza su cola musculosa a modo de timón, y tiene manos y pies palmeados.

Animal solitario, aunque puede encontrarse formando pequeños grupos familiares dependiendo de la época del año. Excava pequeñas madrigueras en las orillas de los ríos y lagos.

Los machos viven en un territorio amplio en el que se encuentra más de una hembra. La madre cuida a sus crías durante un año viéndose ayudada por el padre.

La nutria disfruta del juego, bien en solitario, bien con otras nutrias. Animal diurno, sale a cazar durante el crepúsculo (matutino y vespertino) y puede coordinarse con otras nutrias en la búsqueda y ataque a bancos de peces. Utiliza principalmente la vista para localizar a sus presas, por lo que evita aguas turbias con poca visibilidad.

CURIOSIDADES:

La nutria es cazada por los pescadores al ser considerada competidora suya en la pesca. También son objeto de cazadores furtivos que la persiguen por su preciada piel, utilizada por la industria peletera. La piel de nutria se utiliza para la cura de infecciones de ojo y/o de nariz.

La nutria de cuello moteado está en declive debido a los cambios que el ser humano está propiciando a su hábitat. El uso extendido de redes de pesca de nylon provoca que las nutrias se vean atrapadas y mueran. La erosión del suelo de las márgenes de ríos también contribuye a la disminución del número de nutrias.