Nombre común:

Cucaracha silbadora

Especie:

Gromphadorhina portentosa

Familia:

Blaberidae

Orden:

Blattodea

Clase:

Insecta

Se encuentra en las selvas lluviosas tropicales de las tierras bajas de Madagascar, generalmente debajo de troncos de árboles muertos, en el suelo de la selva, o en zonas en contacto con los humanos en vertederos.

Son detritívoros, se alimentan generalmente de restos de materia vegetal, incluida la fruta caída debido a su fácil disponibilidad, también se alimentan de insectos más pequeños y de cuerpos y restos de otros animales.

60-70 días.

2-5 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Se sabe relativamente poco del comportamiento de estos insectos en su estado natural. No poseen alas y presentan dimorfismo sexual, la principal diferencia es que los machos presentan unas protuberancias en el tórax que se asemejan a cuernos y sus antenas son más peludas.

Son animales pasivos y muy dóciles, no son muy activos y son nocturnos. Son sociables, viven en grupos o colonias en las que los machos tienden a establecer territorios que defienden de otros machos, mediante comportamiento postural, no suelen herirse. Las hembras son gregarias y no suelen luchar entre ellas o con los machos.

El desarrollo de los huevos dura unos 2 meses. Una vez que la hembra está cargada permanece así de por vida, y estará teniendo crías sin necesidad de ser fecundada nuevamente.

Son ovovivíparos falsos, es decir, las ninfas nacen de una ooteca, que permanece dentro de la madre hasta el momento del nacimiento. De una ooteca llegan a nacer de 15 a 40 cucarachitas del tamaño de una pepita pequeña de melón.

Algunas sueltan la ooteca antes de que las ninfas estén listas para eclosionar si se sienten estresadas. Las ninfas son miniaturas de los adultos y de color blanco, al tener contacto con el aire el exoesqueleto se endurece y se vuelve color café. A medida que van creciendo, van mudando su exoesqueleto.

Tienen 6 mudas y alcanzan el estado adulto en la séptima muda en aproximadamente 10 meses, pero su crecimiento es más rápido en climas cálidos. Las ninfas se comen los restos de la ooteca como primer alimento, y posteriormente pueden comer lo mismo que los adultos.

CURIOSIDADES:

El silbido característico lo producen empujando aire fuertemente a través de unos espiráculos modificados. Es un comportamiento típico para eludir depredadores. A la vez que silba, esconde las antenas y la cabeza bajo el tórax, de manera que parece la cabeza de un animal más grande y ruidoso. Este silbido también es utilizado como comunicación para alertar de peligros, durante las peleas de los machos por el territorio, durante el cortejo y el apareamiento. Las hembras y las ninfas de últimas fases sólo silban cuando se las molesta o están asustadas.