El Parque de Aventura más sostenible y vanguardista de Europa

El Parque de Aventura más sostenible y vanguardista de Europa

El proyecto, icono de un nuevo concepto de ocio, ha sido diseñado en base a los ODS coincidiendo con los criterios de desarrollo de la ciudad.

Si BIOPARC Valencia es “naturaleza en la ciudad”, el Parque de Aventura proyectado por Rain Forest Valencia da un paso más y completa esa relación con el entorno con una visión dinámica y mucho más divertida, para ser “naturaleza activa en la ciudad”.

En un momento en el que la sociedad ha perdido gran parte de su conexión con el medio natural, el concepto BIOPARC consigue acercar la belleza de la naturaleza a las personas y el nuevo Parque de Aventura evoluciona haciendo posible “meterse” en la naturaleza para ofrecer naturainmersión. Un novedoso concepto que permite disfrutar de los atractivos de la naturaleza y vivirlos en primera persona, una experiencia de ocio de aventura inmersivo que mejora de forma sustancial la manera de disfrutar el tiempo libre en la ciudad de Valencia.

El respeto por el medioambiente y aspectos como la crisis climática son ejes del compromiso empresarial del Grupo Rain Forest, empresa española de capital 100% privado, y orientan todas sus actividades desde el diseño, la construcción y la gestión de sus proyectos. Así, en la elaboración del Proyecto del Parque de Aventura se ha tenido en cuenta la agenda 2030 y, principalmente, los ODS 6, 7, 8, 9, 12 y 17.

Tras la reunión de carácter técnico mantenida con el alcalde, la vicealcaldesa y la regidora del Ciclo integral del agua, donde se han compartido los progresos, se avanza el proceso con los diferentes servicios para la aprobación del plan definitivo y agilizar el inicio de las obras.

El proyecto prioriza la sostenibilidad ambiental basada en los principios de eficiencia y eficacia en la utilización de recursos, tanto energéticos como naturales. De esta forma se incorporan soluciones totalmente vanguardistas y tecnológicas, no utilizadas hasta ahora en ningún otro parque, que reducen sustancialmente el consumo de un recinto de características similares.

El Parque de Aventura más sostenible y vanguardista de Europa

La gestión del agua conlleva una inversión de 2 millones de euros en las últimos avances técnicos y se resume en nuestras cuatro “R”: Reducir el consumo de la red de baja gracias a un innovador sistema de filtrado y a la implementación de un circuito secundario; Reutilizar: no se trata sólo de consumir lo mínimo, sino de emplear el máximo de este recurso para otros usos como riego, baldeo, duchas o baños; Reaprovechar: parte del agua tratada se redirigirá para reducir el consumo de BIOPARC; y, además, Retornar: al tratarse de agua de gran calidad, se propone que el sobrante se devuelva a la red de baja de la ciudad o se cree un punto de abastecimiento.

Respecto a la energía, el 100% del suministro eléctrico procederá de fuentes renovables. Asimismo, incorporando la última tecnología y realizando una inversión de cerca de 2 millones de euros, el Parque de Aventura reduce las necesidades energéticas externas con autoabastecimiento utilizando energías “limpias” que evitan la dependencia de combustibles fósiles con la consiguiente disminución de emisiones de CO2. Se han proyectado instalaciones de Fotovoltaica, Térmica para el agua caliente y la novedosa Geotérmica que incluso permitirá refrigerar espacios “a coste 0”.

Además de ser un espacio de ocio y disfrute para los valencianos, el Parque de Aventura será un elemento dinamizador del turismo, consolidando la imagen de una ciudad moderna, innovadora y sostenible. La ubicación estratégica al extremo oeste del jardín del Turia, promueve la “capilarización” de los flujos de visitantes por diferentes zonas de la ciudad y, de esta forma, fomenta que la riqueza generada repercuta en otros barrios.

Desde el punto de vista económico, generará 155 puestos de trabajo directos a tiempo completo y 848 empleos indirectos en la ciudad de València. Del mismo modo promueve acuerdos de colaboración con entidades e instituciones públicas para el desarrollo tecnológico y asesoramiento técnico. La inversión total prevista es de más de 25 millones de euros asumidos íntegramente por la empresa y el proyecto finaliza las dos parcelas pendientes de desarrollar.

Con todo ello, el Parque de Aventura ha constituido un reto en sí mismo desde el punto de vista de la innovación aplicada de forma integral, desde el diseño a los sistemas de ingeniería de las diferentes infraestructuras y ha conseguido el objetivo de establecer en la ciudad de València el proyecto de estas características más innovador y sostenible de Europa.