Un parto de altura y en directo en Bioparc Valencia

Bioparc Valencia - jirafa de parto

Ayer por la tarde los visitantes de Bioparc Valencia pudieron asistir a un acontecimiento muy especial: el parto de una jirafa en directo, en la sabana de parque valenciano.

Bioparc Valencia ofrece, una vez más, una escena de auténtica naturaleza en abierto. Un parto natural que tuvieron la oportunidad de contemplar algunos visitantes, quienes mostraron su sorpresa. Sin duda, un momento mágico e inolvidable para todos los que pudieron disfrutarlo en directo.

Tras 15 meses de gestación, la jirafa “Che” se puso de parto a plena luz del día, en el seno de su manada en Bioparc, tal y como habría ocurrido en la naturaleza. En un principio, el padre, “Julius” no se separaba de ella. Y no es para menos. El momento del parto en esta especie es, por sus características anatómicas, muy complicado, algo que en la naturaleza puede atraer a leones y hienas en busca de una madre debilitada o una cría inexperta.

El parto concluyó en los establos, con una caída en picado desde 2,5 m de altura. La evolución ha posicionado a los fetos de jirafa para que nazcan con las patas delanteras por delante, para romper el impacto contra el suelo. De nacer de cabeza, ésta se estrellaría contra el suelo, y si la cabeza fuese lo último en salir, muy probablemente el cuello se fracturase durante el proceso debido al peso del cuerpo.

Esta es una entrada triunfal en el mundo, imposible de llevar a cabo con otra anatomía que nos sea la del mamífero más alto de la tierra, y culmina con la espectacular rotura y desprendimiento del saco amniótico. Tras el parto, su madre y el resto de jirafas de la manada se afanaron en oler y lamer al retoño, quien se puso en pie a los pocos minutos.

Desde el nacimiento hasta alcanzar la edad adulta, en cuatro años, el cuello de la joven jirafa crecerá en longitud y proporción. Ahora es un sexto de la altura total, el tamaño ideal para doblarse hacia atrás en el momento del parto y llegar hasta las ubres de su madre para amamantarse, y crecerá hasta suponer un tercio de la altura total, longitud que excede a la de las patas delanteras, y permitirá a la jirafa beber de pie.

Madre y cría se encuentran bien. Están de momento en las dependencias interiores, para asegurarse que todo vaya bien, y en unos días esperamos que estén a la vista del público. Se trata de la segunda jirafa que nace en Bioparc Valencia, la séptima de su manada.

Los partos a la vista del público son cada vez más frecuentes en Bioparc Valencia, un signo de que sus habitantes se encuentran muy a gusto en al parque, en plena luz del día, y no buscan la noche y la seguridad de sus establos para traer al mundo a sus crías. Nos enorgullece que esto sea así, y que nuestros visitantes puedan disfrutar de este acontecimiento.

Hace unos días nació el primer impala de la temporada, también en la sabana y a la vista del público. Y el 1 de Julio, también ante los ojos atónitos de algunos privilegiados visitantes, nació una cría de sitatunga, especie propia de de los bosques ribereños ecuatoriales (ver vídeo).

Facóqueros, potamóqueros, mangostas, antílopes y jirafas han nacido recientemente en plena luz del día. Y no sólo el público disfruta de estos acontecimientos. Desde su atalaya granítica del kopje, la joven leoncita nacida el pasado día 2 de abril también es testigo de la evolución de su reino. Y es que, ahora más que nunca, en Bioparc la vida se abre camino.
Ver vídeo del nacimiento: