Los animales de BIOPARC y el frío invierno

El principal objetivo de BIOPARC es concienciar sobre la necesidad de preservar y conservar la naturaleza y para ello lo primero que se tiene siempre en cuenta es conseguir el bienestar animal. Es por ello que desde su conceptualización a nivel de diseño ya se plantearon las posibles necesidades de los animales y cómo darles solución.

Desde el diseño del parque bajo el concepto de zooinmersión que recrea los hábitats de origen de los animales que todos podemos ver, hasta la construcción de cobijos y instalaciones con todas las mejoras en función de cada especie a la que iba destinado.

Algunos ejemplos que ilustran esto son:

  • El sistema de calefacción en los cobijos de los animales es mediante suelo radiante.
  • La producción de calor se realiza mediante placas solares térmicas con apoyo de calderas de gas natural. La energía solar térmica permite ahorros de más del 50% en el consumo de gas.
  • Existen también instalaciones de calefacción en los cobijos de
    driles, hienas, lemures, chimpancés, gorilas y jirafas. En este último caso, la calefacción es mediante radiadores. O en los cobijos de facóqueros, oricteropos o puercoespines.
  • Los elefantes reciben chorros de aire caliente.
  • El agua de los acuarios de cocodrilos e hipopótamos se calienta igualmente con placas solares térmicas, con apoyo de una caldera de gas de 90 kw. La temperatura del agua se mantiene en ambos casos por encima de los 20ºC.
  • Placas y rocas calefactadas en los recintos exteriores de gorilas, chimpancés
    y reptiles.

Existen casos especiales como es el de los primates en que existe un protocolo especial que dice que los animales no saldrán fuera de sus cobijos por debajo de los 13 grados centígrados. A partir de los 13 grados se deja abierta la puerta del refugio y es el propio animal quien decide si salir o no al recinto exterior.

Las condiciones más adversas son cuando se unen la lluvia y el frío intenso. En estos casos con determinados animales se decide por parte del equipo de veterinarios no sacarlos a los recintos exteriores. Es el caso de los pequeños carnívoros como las mangostas y suricatas esto es así además de cuando hace un frío intenso.

Además se desarrolla un plan de revisiones y pautas alimenticias adecuadas a cada época del año. En el caso del invierno se incrementa el aporte calórico. En el caso de los herbívoros cuya alimentación se componen básicamente de heno, alfalfa y pienso, se refuerza la cantidad de alfalfa y pienso. En el caso de los primates que son animales con mayor sensibilidad al frío se les ofrece en su menú, caldos vegetales e infusiones calientes. O en el caso de las aves que son sensibles al frio se incrementa considerablemente el aporte de alimento.

Otro de los cambios respecto del verano viene condicionado por las horas de recogida a sus refugios de los animales para preservarlos del frío de las horas en que el sol no calienta. Son las noches los momentos más duros de frío y es en ellos donde todos los animales se encuentran en sus refugios acondicionados específicamente para su especie.

BIOPARC Valencia - Bosque Ecuatorial - Bufalo Rojo Potamoqueros - Animales