Comienza el verano en Bioparc Valencia con horario hasta las 21h

En Bioparc Valencia se puede disfrutar a partir de hoy de un precioso atardecer en la sabana hasta las 21h. El verano es uno de los mejores momentos para visitar Bioparc y conocer a las pequeñas crías de diferentes especies que saltan y corren juguetonas junto a sus padres. Además, la exhibición El Ciclo de la vida se amplía con sesiones de mañana y tarde.

Bioparc Valencia - Sabana - Familia de leones en el Kopje - julio 2011

La época estival llega a Bioparc Valencia y la fauna y flora del parque se encuentra en un momento de esplendor. Las plantas lucen brillantes, frondosas y con frutos; por su parte los animales se reproducen, se refrescan en sus recintos e interactúan con el entorno. Se trata de un momento especial para visitar Bioparc y aprovechar la completa oferta de ocio que propone.

Bioparc Valencia amplia su horario hasta las 21 horas durante julio y agosto para que se pueda disfrutar todavía más y mejor.

La exhibición El Ciclo de la Vida también estrena nuevo horario. Durante los meses de verano se realizará todos los días, con pases durante la mañana; a las 12 horas y, por la tarde, a las 17.30h. De esta forma se pretende dar la oportunidad a que muchos más visitantes puedan contemplar esta exitosa actividad de Bioparc. Además, se han incorporado nuevos animales, en una completa exhibición educativa que muestra las distintas adaptaciones para la supervivencia de mamíferos y aves africanos. Y, como sorpresa especial para los más pequeños, ya se puede ver a la pareja de potamóqueros que nacieron en hace casi 2 meses.

Bioparc propone un plan distinto en contacto directo con la naturaleza y sus animales para disfrutar en familia y con los más pequeños que ya han acabado el colegio y conocer a los nuevos miembros de este año.

En la sabana podemos observar cómo la pequeña hiena aprende bajo la constante supervisión de su madre. Desde la atalaya rocosa del kopje podemos ver a la impresionante familia de leones de angola tomando el sol junto a la cría de leona que no cesa en sus juegos. También podemos ver otras crías de la misma especie en el espectacular recinto del Bai. En el aviario hemos recibido pollitos de diferentes especies como el Ibi Sagrado o Alcaraván de El Cabo. Los árboles de Madagascar también nos descubren sorpresas como las pequeñas crías de lémures agarradas firmemente al vientre de su madre que saltan de un lado a otro. Otra importante novedad es que entre la espesura de los bosques ecuatoriales encontramos a Alí, la hembra de gorila procedente de Israel que culmina su proceso de adaptación junto a Mambie y Fossey. Así en Bioparc pueden contemplarse dos grupos con 6 de gorilas en total: el reproductor con un macho y dos hembras y el de “machos solteros” con el impresionante espalda plateada Jitu y los jóvenes Thomas y Kabuli.

Una oferta de ocio al completo que permite que los niños aprendan y disfruten conociendo a los animales, jueguen en la zona Ndoki o se diviertan en el teatro cuentacuentos. También hay que destacar la sala de cine como una estupenda opción para descansar a mitad del recorrido y contemplar un documental. Además, Bioparc cuenta con varias zonas de restauración donde se podrá comer con vistas a la sabana en compañía de rinocerontes, antílopes y jirafas.