El primer Blesbok que nace en otoño en BIOPARC

Los partos suelen producirse en primavera-verano y en BIOPARC nacieron 3 crías.

El blesbok es una especie de antílope que se diferencia de otros por las marcas blancas que vemos en sus frentes. Su nombre proviene de la unión de dos palabras holandesas: “Bles” (mancha blanca) y “Bok” (cabra macho). En esta especie ambos sexos poseen cuernos aunque las hembras los tienen de menor tamaño. El macho llega a pesar 70 kilos mientras que la hembra alcanza los 60 kg. En la naturaleza podemos encontrarlos en las superficies abiertas de Sudáfrica. Es una especie que ha estado cercana a su extinción debido a la caza masiva.

El nuevo blesbok es un macho y aún no tiene nombre, es hijo de Kesi y de Lukas.

Lukas es el padre de las tres crías que nacieron este verano y Kesi tuvo una hija de Ramsés, que ya no vive en BIOPARC, pues se trasladó a otro zoológico. Desde su nacimiento podemos ver a este nuevo blesbok junto a su madre y hermanos en la zona de la sabana verde y resulta fácil distinguirlo por ser de color mucho más claro. Ver a la madre interactuar con su nueva cría es todo un espectáculo de ternura. Este comportamiento tan natural de las crías y adultos es debido, en parte, a la calidad de recreación de su hábitat en Bioparc, la gran extensión de su recinto y el favorable clima valenciano.

Los partos normalmente se concentran en la última etapa de la primavera a finales de junio o principios de julio, pero no es raro que los haya también en otoño como ha sucedido en BIOPARC en este mes.

Los embarazos de los blesbok duran de 7 meses y medio a 8 meses y medio, y suelen ser camadas de un solo individuo. Se destetan a los 4 meses y se distinguen de otras crías de antílopes por permanecer con sus madres en lugar de esconderse entre la vegetación. Alcanzan la madurez sexual entre los dos y los tres años

La primera pareja de blesbok llegó a BIOPARC de la República Checa en febrero de 2007 y posteriormente llegaron 5 animales más de Alemania en enero de 2008.