El bebé hipopótamo Gori cumple 6 meses en BIOPARC Valencia

El bebé hipopótamo de BIOPARC Valencia cumple 6 meses

Aunque lo podremos seguir viendo mamar durante un largo periodo, el bebé hipopótamo cada vez se alimenta de más cantidad de hierba y muestra mucho interés por la compañía de su padre.

Gori, el bebé hipopótamo (Hippopotamus amphibius) nacido en BIOPARC Valencia el pasado mes de mayo, cumple 6 meses. La madre protectora, Rigas, sigue muy pendiente de la evolución del pequeño, que continuará amamantándose hasta los 2 años. Con ella desayuna y cena, momentos en los que también se alimenta de hierba. Especialmente a partir de esta edad, cuando cada vez tiene más actividad, disfruta recorriendo todo el recinto y busca sobre todo la compañía de su padre Raff. El amplio acuario donde podemos contemplar a la familia de hipopótamos al completo es único en España. El recinto recrea el hábitat de los grandes lagos y ríos africanos, ofreciendo una visión subacuática de estos enormes mamíferos conviviendo con diferentes especies de peces con los que mantienen una perfecta relación simbiótica.

El hipopótamo está considerado uno de los animales más peligrosos de África. A pesar de su dieta herbívora, es el que más muertes humanas produce en este continente.

Vídeo: el bebé hipopótamo Gori cumple 6 meses:

Aunque nadan con facilidad, son tan grandes y pesados que generalmente caminan en los fondos de ríos y lagos donde se mueven con gracilidad, como recuerda la famosa imagen de “Fantasía” de Disney, donde se mostraban como bailarinas de ballet. Como se puede observar en BIOPARC, los hipopótamos hacen “casi todo” bajo el agua. Pueden sumergirse durante ¡5 ó 6 minutos! Pueden permanecer dormidos y salir a espirar sin despertarse. También bajo el agua se aparean, paren las hembras, maman las crías y luchan los machos. Por todo ello se les consideran animales “semi-acuáticos”.

El bebe hipopótamo Gori en BIOPARC Valencia 2020

Al estar sumergidos en el agua se mantienen frescos y protegen su piel; una piel por la que segregan y excretan un pigmento rojizo que parece sudor y que favoreció la leyenda de que “sudaban sangre”. Realmente se trata de una pantalla solar natural que les protege contra las quemaduras y por su acidez inhibe el crecimiento de bacterias evitando infecciones en heridas superficiales.

Hipopótamos, madre y cría, en BIOPARC Valencia

Esta especie, catalogada como vulnerable en la lista roja de la IUCN, ha reducido dramáticamente su población un 90% en apenas medio siglo.

Esta fascinante especie está catalogada como vulnerable en la lista roja de la IUCN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). Su principal amenaza es la pérdida de hábitat, las represalias por su agresividad con los humanos y la caza para obtener su carne y sus dientes de marfil. Su población se ha reducido dramáticamente y el 90% de los hipopótamos que habitaron África el siglo pasado ya han desaparecido. Este descenso amenaza los ecosistemas acuáticos de los grandes lagos africanos. Las heces que depositan en las aguas son fundamentales para mantener la armonía y la vida en este medio por su aporte en carbono, nitrógeno, fósforo y la trasferencia de silicio biogénico al agua que permite el equilibrio de las diatomeas (algas endémicas de estos lagos) y, con ellas, la vida de numerosas especies acuáticas y peces.

Hipopótamos, padre y cría, en BIOPARC Valencia