Nombre común:

Puercoespín sudafricano

Especie:

Hystrix africaeaustralis

Familia:

Hystricidae

Orden:

Rodentia

Clase:

Mammalia

En su área de distribución, se encuentran en ambientes con vegetación comprendidos entre el nivel del mar y los 2000 m de altitud. Prefieren zonas con colinas y afloramientos rocosos donde pueden encontrar refugio durante el día.

Raíces, bulbos, tubérculos y corteza de árboles. Ocasionalmente carroña o esqueletos viejos, que roen en busca de sales minerales.

Alrededor de 94 días.

Hasta 15 años en la naturaleza y hasta 23 en cautividad.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Animal nocturno, que abandona su madriguera cada noche, en busca de alimento. Si bien duerme en familia durante el día, se convierte en un animal solitario cuando, siguiendo una senda conocida, acude en busca de alimento.

Poseen el cuerpo cubierto de espinas (pelo modificado), lo que podría suponer un impedimento para la actividad sexual. La hembra cuando es receptiva, se acerca al macho con la cola y grupa levantadas, y las púas orientadas hacia los lados, de forma que el macho la pueda cubrir sin peligro.

Paren en cuevas forradas de hierba dentro del complejo de túneles comunales. Las crías nacen cubiertas de pelo, con los ojos abiertos y unas púas blandas. Al crecer, las púas se van endureciendo, y constituyen una formidable armadura de queratina. Las de la cola son huecas y emiten un sonido de cascabel al moverse.

Al verse amenazados, los puercoespines erizan todas sus púas y agitan la cola a la vez que patean el suelo emitiendo un gruñido amenazante. Si el agresor persiste, el puercoespín empieza a correr de lado y de espalda hacia él. Si el puercoespín clava alguna púa a un animal, esta se desprende de su cuerpo.

CURIOSIDADES:

Aunque excavan sus propias madrigueras, en ocasiones aprovechan las de otros animales, como en Bioparc Valencia, donde comparten madriguera con el oricteropo.