Nombre común:

Pitón real

Especie:

Python regius

Familia:

Boidae

Orden:

Squamata

Clase:

Reptilia

Vive en zonas boscosas, matorrales, tierras semiáridas y agrícolas, siempre cercanas al agua

Se alimenta principalmente de roedores, también pequeños conejos y ocasionalmente de aves y reptiles.

44-54 días.

15-30 años en la naturaleza y por encima de 40 en cautividad.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Tiene un cuerpo alargado sin extremidades, recubierto de escamas. Con aproximadamente 250 vértebras, puede alcanzar unas dimensiones de 90 a 150 cm. de longitud y un peso de 1,5 kg. Por lo general las hembras suelen ser de mayores dimensiones, la longitud máxima conocida de un ejemplar criado en cautividad es de 190 cm.

El patrón de color es típicamente negro, con dibujos dorados o de color marrón y manchas dorsales. El vientre es blanco o crema y puede o no, incluir marcas dispersas negras.

La pitón real es un animal depredador carnívoro, que suele estar más activo durante la noche, que es cuando sale a cazar. Su cuerpo está perfectamente diseñado para la caza, sus mandíbulas adaptadas para engullir presas enteras, y tiene unos dientes curvados hacia el interior de su boca para que a la presa una vez mordida le sea muy difícil escapar.

Posee receptores térmicos situados en las escamas del labio superior que utiliza para encontrar en la oscuridad posibles presas, al detectar cambios de temperatura.

CURIOSIDADES:

Esta especie terrestre es conocida por su estrategia defensiva que consiste en enrollarse en una apretada “bola”, con la que protege su cabeza y cuello entre sus anillos. De ahí que también se la conozca también por el nombre de pitón “bola”.

Su nombre, pitón real viene de la leyenda de que era la serpiente que se enrollaba en torno a la muñeca de la emperatriz Cleopatra.