Nombre común:

Impala

Especie:

Aepyceros melampus

Familia:

Bovidae
Subfamilia: Antilopinae

Orden:

Artiodactyla

Clase:

Mammalia

En zonas de sabana, donde prefiere los márgenes entre los herbazales y los terrenos arbolados densos, ya que necesita forraje de gran calidad, humedad, sombra y cubierto. Ocupa los herbazales durante las lluvias y los terrenos arbolados en la estación seca.

Pasta casi exclusivamente durante la estación lluviosa, cuando llega la estación seca el porcentaje de gramíneas disminuye hasta un 30% de su dieta y ramonea arbustos, herbáceas, vainas y semillas.

Alrededor de 195-200 días.

13 años en la naturaleza y hasta 17 en cautividad.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

Tienen aspecto de gacela, presentan el dorso marrón o pardo amarillento, más claro en ancas, hombros, cuello y cabeza, y mucho más claro en los costados. Tienen la punta de las orejas negras, así como unas características rayas en la zona trasera y una línea media en la cola.

Solo los machos presentan cuernos que llegan a ser largos, estrechos, con nudos poco marcados y separados en las puntas. Éstos se arquean primero hacia arriba y hacia fuera, y luego, hacia atrás y hacia arriba.

Las hembras forman clanes de 30-120 individuos, con áreas de deambulación que se solapan, en gran parte, con las áreas de los clanes femeninos vecinos. Los machos mantienen harenes de entre 15 y 20 hembras para aparearse y sus crías, lo cual rompe la composición de las manadas, que se vuelven a estructurar una vez terminada la época del apareamiento. Las manadas de solteros tienden a ocupar zonas alejadas de los territorios de apareamiento.

Aunque son más activos durante el día, presentan cierta actividad nocturna. A pesar de ser gregarios, ni las hembras ni los machos forman asociaciones duraderas. Los machos adultos más sanos no toleran la presencia de otros machos en presencia de hembras en celo, lo que provoca luchas.

Las hembras de impala se separan del grupo antes de parir, el parto generalmente ocurre a medio día. Al cabo de 1 ó 2 días, la madre y el recién nacido se reincorporan al rebaño donde los jóvenes son agrupados en “guarderías” en las que juegan, se acicalan y desplazan juntos.

CURIOSIDADES:

Los impalas utilizan varias técnicas anti depredación, la más común es huir en desbandada para dejar atrás al depredador o para confundirlo, para ello realizan enormes saltos de hasta 3 metros en cualquier dirección.