Nombre común:

Dik-dik de Kirk

Especie:

Madoqua kirkii

Familia:

Bovidae
Subfamilia: Antilopinae

Orden:

Artiodactyla

Clase:

Mammalia

Prog. de reproducción

ESB

Habita zonas áridas de matorral espeso que no se extienden mucho en la sabana y donde además de alimentarse, puede esconderse. No necesitan mucha agua.

Herbívora, a base de materia vegetal fácilmente digerible y con poca cantidad de fibra. El 80% de su dieta consiste en hojas de árboles y arbustos, el 17% procede de pastos, y el resto de hierbas y juncos.

Alrededor de 170 días.

17 años.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

El dik-dik de Kirk es el antílope más pequeño de África, mide 55-72 cm de largo de la cabeza a la cola, 30-40 cm de altura hasta los hombros y pesan 560-680 gramos las hembras y 725-795 gramos los machos.

Su coloración va del gris amarillento al marrón rojizo en su espalda y del gris al blanco en su vientre. Los machos presentan cuernos. Una característica muy distintiva de esta especie es que su hocico muy presenta una particular elongación a modo de probóscide.

Los dik-diks son animales tímidos y huidizos, que pasan la mayor parte del tiempo ocultándose entre los arbustos. Cuando son sorprendidos realizan rápidas carreras en zig-zag llamadas “zik-zik” o “dik-dik”, de ahí su nombre.

La densidad poblacional es de alrededor de 24 adultos por km cuadrado, los grupo familiares marcan su territorio a través de un proceso conocido como “ceremonia de la defecación” en la que participan la hembra y el macho. Los conflictos territoriales no son frecuentes, pero ocasionalmente ocurren.

CURIOSIDADES:

Se alimentan principalmente en dos períodos, desde el alba hasta media mañana y desde media tarde hasta el anochecer, aunque su tamaño es muy pequeño, sus necesidades metabólicas son muy altas, consumen más cantidad de comida por kilogramo de masa corporal que otros herbívoros de mayor tamaño.

El dik-dik de Kirk es muy cazado en algunas áreas de su rango de distribución a causa de su piel, la cual es usada en la producción de guantes. Se necesita la piel de un animal entero para fabricar un solo guante.