Nombre común:

Ganso del Nilo

Especie:

Alopochen aegyptiacus

Familia:

Anatidae

Orden:

Anseriformes

Clase:

Aves

Pasa la mayor parte de su tiempo en ríos, arroyos, lagos, estanques y humedales, siempre en praderas, pastizales y campos de cultivo, evitando áreas boscosas densas.

Principalmente herbívora a base de brotes de hierbas, granos de cultivos y hojas tiernas, complementan su dieta con una amplia variedad de pequeños insectos, gusanos terrestres y ranas.

28-30 días.

Hasta 14 años en cautividad.

Grado de amenaza

BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO:

El ganso del Nilo se caracteriza por presentar un largo cuello, unas largas patas y un fuerte pico de color rosa y unos parches marrones alrededor de cada ojo. La parte superior de las alas y la cabeza son marrones, mientras que el resto del cuerpo presenta tonalidades más claras. La parte inferior de las alas es blanca y verde.

Con una altura de 63 a 73 cm y un peso que va de 1,5 a 2,3 kg, presentan una envergadura alar considerable de unos 38 cm de media.

Si bien las hembras son algo más pequeñas que los machos, no hay dimorfismo sexual, por lo que no se pueden distinguir sexualmente por su apariencia externa. Cuestión aparte es el sonido que producen, mientras que los machos realizan silbidos ásperos, las hembras realizan un cloqueo similar al de otras anátidas.

En condiciones normales los gansos del Nilo son animales silenciosos y reservados, pero durante la época de reproducción la situación cambia completamente, los machos se vuelven muy agresivos y realizan elaborados rituales de cortejo en los que producen fuertes sonidos. Son monógamos y suelen construir sus nidos entre la vegetación, en agujeros o simplemente en el suelo.

Socialmente permanecen en pequeños grupos a lo largo del año hasta que comienza la época de reproducción. Aunque son principalmente son sedentarios, se desplazan de una masa de agua a otra si se produce un período de sequía en su área de distribución.

CURIOSIDADES:

Los gansos del Nilo nadan, viajan y se alimentan en bandadas, vivir en grupos puede ser una estrategia defensiva frente a depredadores ya que cuantos más individuos más probabilidad de dar la alarma en caso de ataque. Entre sus depredadores se incluyen los leones, guepardos, hienas, cocodrilos y buitres.