Nuestros 3 grandes principios

Volver a Inicio

Un proyecto con afán conservacionista, educativo, y sostenible

Conservacionista – Científica

Preservar el hábitat de una especie, es un requisito imprescindible para salvarla

Bioparc considera que las prácticas conservacionistas deben realizarse dentro de los tiempos oportunos, antes de que las especies traspasen el umbral de población mínima aceptable y mediante su incorporación a los Programas Mundiales de Conservación de la Naturaleza.

A este efecto, se ha creado la Fundación BIOPARC. Bioparc Valencia se integra activamente en las organizaciones dedicadas a la conservación de la naturaleza y en particular en la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), que se rige bajo un argumento básico, según el cual: preservar el hábitat de la especie es requisito imprescindible para salvar la especie misma.

Maldonado-en-Madagascar-Bioparc-Valencia-octubre-2011-211x300 

 

Educativa – Recreativa

Bioparc Valencia: una gran aula abierta de 10 hectáreas

 

Bioparc Valencia apuesta por la educación como canal de concienciación de los más jóvenes pero no recurriendo a métodos educativos tradicionales y estáticos que aburran a los visitantes, sino con otros mucho más activos, implicantes y prácticos… Bioparc Valencia es ya en sí una gran aula abierta de 10 hectáreas, a la que se suman tres centros interpretativos y dos aulas de apoyo.

expedicion-africa

Todo esto hace de Bioparc Valencia una organización responsable y con un compromiso firme que pretende ir más allá del ocio y la formación de sus visitantes para convertirse en una plataforma de educación y concienciación.

 

Sostenible

Bioparc Valencia hace una clara apuesta por el compromiso medioambiental

El diseño sostenible de Bioparc Valencia permite que se gestionen de manera óptima todos recursos, generando así un ahorro energético y haciendo una vez más una clara apuesta por el compromiso medioambiental.

El parque cuenta con toda una serie de instalaciones de última generación que permiten la gestión de los recursos de manera ecológica. Alberga cinco plantas depuradoras encargadas de reciclar el agua que fluye por los distintos ríos, cascadas, lagos y humedales del recinto, de los que disfrutan los visitantes y los animales.

El agua se adecua a las características demandadas por cada especie para así garantizar su bienestar. Dicha adecuación de temperatura y pH del agua requiere un tratamiento especializado que también se realiza de manera ecológica, recurriendo a todo un entramado de paneles solares dedicados a proveer a las instalaciones de la energía suficiente para que los distintos procesos de calentamiento del agua se realicen de forma sostenible.